Noticias
COLOMBIA
CGT y UTRADEC protestan contra la venta de ISAGEN

2016-01-15

Percy Oyola: “La venta de ISAGEN implica la privatización del agua”


El Gobierno de Colombia avanzó en la privatización de ISAGEN, la segunda empresa energética del país, con la venta del 56, 7 por ciento de las acciones al consorcio Brookfield, un inmenso fondo de inversiones canadiense. “Implica una pérdida de soberanía energética grave”, afirmó Percy Oyola Palomá, Presidente de la Unión Nacional de Trabajadores del Estado y los Servicios Públicos de Colombia (UTRADEC), organización miembro de CLATE, y Vicepresidente de la Confederación General de Trabajo (CGT).


PRENSA CLATE


A pesar de las innumerables voces opositoras a la venta de ISAGEN, el Gobierno de Juan Manuel Santos hizo caso omiso y el pasado miércoles 13 de enero llevó a cabo la operación. El negocio se cerró con una oferta de 6,49 billones de pesos colombianos, es decir, el mismo valor que propuso el Gobierno, y sin que hubiera lugar a puja que incrementara sustancialmente el precio fijado.

 

La energética pasó de ser la ‘joya de la corona’ del sector público a convertirse en una empresa más de un fondo que maneja alrededor de 225.000 millones de dólares en activos en Estados Unidos, Canadá, Europa y Brasil, especialmente en los sectores de infraestructura y energía.

 

“El tema tiene que ver con lo sindical, pero sobre todo con la pérdida de soberanía energética”, afirmó Oyola Palomá, Secretario de Integración de CLATE.

 

La venta de este paquete accionario de ISAGEN forma parte de un proceso privatizador previo. Sin embargo, la venta del 56,7 de las acciones significó la estocada final, y permitió la entrega del control financiero y operativo de la generadora de energía a la multinacional Brookfield.

 

“Es un tema estratégico que nosotros, junto a dos organizaciones sindicales que hay en ISAGEN, veníamos trabajando durante más de un año en una permanente batalla contra la privatización y la venta de esta empresa”, explicó el dirigente estatal.

 

La privatización del agua

 

“La venta de esta generadora de energía implica la privatización del agua porque hay una cantidad de embalsamientos que van a pasar a ser propiedad de esta multinacional”, denunció el Vicepresidente de la CGT colombiana.

 

Preocupante situación en materia energética

 

“Tal como están las cosas en Colombia, donde fruto del fenómeno del niño tenemos una caída de los niveles de embalsamiento del agua, la producción energética del país se ha vuelto demasiado costosa, y esto se traduce en altas tarifas que pagan vastos sectores de la población colombiana y que han venido manifestándose y rechazando al Gobierno. Hay un aumento de las tarifas”, detalló Oyola Palomá.

 

El futuro de los trabajadores de ISAGEN

 

“Venían siendo trabajadores de una entidad estatal, pero ahora pasarán al sector privado. De todas maneras aun no se dieron mayores precisiones y todavía no sabemos qué va a suceder. Esperamos que se aplique la sustitución patronal, se mantenga la existencia de los sindicatos previos, y que la vinculación laboral de los trabajadores se mantenga”, afirmó el Presidente de UTRADEC.

 

Otras voces opositoras a la privatización

 

Las críticas a la privatización vinieron desde todo el arco político colombiano. Uno de ellas es la del Procurador General de la Nación, Alejandro Ordóñez, quien advirtió sobre un detrimento patrimonial superior a dos billones de pesos al considerar que el precio de ISAGÉN estaba 27 % por debajo a su valor real.

 

“Mientras en el año 2013 cada acción ascendía a US $1,71, a pesar del ajuste por IPC de la acción, para el año 2016, aun con el ajuste del decreto 2468 de diciembre de 2015, equivale a US$ 1,25, es decir US $0,46 menos. En otras palabras, de cada acción de los colombianos están perdiendo 1.511,68 pesos si el Gobierno realiza la venta en tales condiciones”, había afirmado Ordóñez previo a la venta.

 

Denunciarán a ministro por supuestas irregularidades en la venta

 

Según Caracol Radio, en los próximos días será presentada una denuncia formal contra el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas Santamaría y los demás participantes de la subasta de la generadora de energía Isagen. La acusación se plantearía ante la Procuraduría, la Fiscalía y la Contraloría General.

 

La acción judicial reclamaría que se investigue por los supuestos hechos “celebración de contrato sin los requisitos legales, interés ilícito en la celebración de contrato, prevaricato, concierto para delinquir, colusión”.


Compartir en FB
<anterior            próxima>